Coaching orientado a la igualdad de género

El coaching es una herramienta muy útil para gestionar los cambios, tanto a nivel personal como grupal. En IMC trabajamos en la línea del coaching sistémico en un proyecto piloto de la Dirección General de Mayores y de la Dirección General de Igualdad entre Mujeres y Hombres del Ayuntamiento de Madrid.

El objetivo es impulsar la igualdad de género en los Centros de Mayores. Buscamos una participación proporcional, activa y equilibrada de mujeres y hombres, tanto en las actividades, como en el uso de los espacios y en la toma de decisiones en las Juntas Directivas de los centros.

Qué es el coaching sistémico

Es un proceso de aprendizaje en el que la coach ayuda a trabajar el alineamiento de los equipos o grupos de personas (sistemas) en torno a objetivos comunes. Con este modelo se pretende aumentar el autonocimiento del grupo y mejorar el sistema de relaciones que se establece entre las personas que lo integran.

Puede beneficiar a los equipos en muchos aspectos y ser útil en situaciones como estas:

  • Momentos de cambio.
  • Posicionamiento ante nuevos retos.
  • Gestión de crisis.
  • Campo emocional improductivo.
  • No alienamiento del equipo con el interés común.
  • Bloqueo de competencias.
  • Comunicación improductiva.
  • Desconfianza y falta de responsabilidad en la toma de decisiones.
  • Inicio de nuevos equipos.

Nuestro proyecto en Villaverde

grupo de lideresas con las que trabajamos en el proceso de coaching sistémicoLlevamos ya unos meses acompañando al grupo de lideresas mediante un proceso de coaching sistémico en el Espacio de Igualdad Clara Campoamor, que también gestionamos. Es un proceso de aprendizaje dirigido a la transformación y al desarrollo del talento.

Nos encargamos de gestionar esta evolución para que el equipo se vea y se entienda como un sistema de relaciones; así aumentarán su autoconocimiento y su inteligencia relacional.

Los objetivos

Este proceso está dirigido a conectar el día a día del grupo con sus sueños y su identidad, lo que denominamos un aumento en la coherencia intraorganizacional. Además, buscamos que vea otras perspectivas en un ejercicio de valoración de la diversidad enfocado al aumento de su productividad y positividad.

Los resultados
  • Se ha reforzado la positividad del grupo.
  • Se ha logrado su cohesión.
  • Se ha profundizado en su autoconocimiento como grupo.
  • Se han empoderado.
  • Se ha potencia la corresponsabilidad y el compromiso.
  • Se han alineado hacia una visión común.
  • Se ha potenciado una comunicación efectiva.

Si te interesa un proceso de coaching tanto personal como grupal, aquí contamos más sobre este servicio.

2 comentarios
  1. Mª Carmen Martin Garcia Dice:

    Estas prácticas de coaching de grupo,ademas de conseguir el empoderamiento de las mujeres en general,las mayores sobre todo,descubrimos nuestras capacidades ,nos empoderamos y sobre todo ,practicamos la sonoridad algo fundamental en nosotras. Gracias.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *